31.10.12

Hechizo con maldición benévola


Entrada en día de Brujas...

Hoy,en un día mágico y con una puerta abierta entre el mundo de los seres vivos y los muertos, aproveche el crepúsculo y la puerta abierta del tiempo para hacer este conjuro.

"Rayos de sol anaranjado, vientos tibios y brisas frías otoñales, únanse en un abrazo crepuscular y envuelvan mis palabras para convertirlas en un lazo infinito que amarre intenciones de bienestar. Amarren la solidaridad, amarren la valentía, amarren la sabiduría y conviértanlas todas en energía, háganlas espíritus que habiten las vasijas hambrientas de las mentes que deciden el futuro del país, fuerza motora de las manos que emitirán sus votos, inquieta preocupación que les lleve a romper el espinazo del monstruo de la desigualdad que devora nuestro futuro. 

Espíritus del inframundo, indignen a las indiferentes, agobien a los irresponsables, muéstrennos el retrato terrorífico de los Dorian Grays que nos han gobernado por décadas, destruyan las imágenes engañosas, devoren la pulcra palabra hipócrita que no se compromete con acciones, escupan las tumbas blanqueadas de los miedos sociales y bailen con desenfreno sobre las huellas sucias de la corrupción para luego exhumar los cadáveres que merecen ser expuestos ante los cuervos hambrientos de una historia que nos debe muchas verdades.

Espíritus del aire puro de las montañas patrias, traigan sueños, venzan la noche que quedará limpia de odios y prejuicios. Susurren alianzas ciertas, inspiren carreras nuevas, alimenten afanes amorosos que trasciendan los yo y los tú. Hagan más que hablar, actúen para triunfar desde las raíces de un pueblo plural, que se divide y se une, se adelanta, se reinventa y al final triunfará".

Puede completar el hechizo con un breve ritual en el cual, en una olla debidamente preparada para evitar un incendio en su casa, queme dos listas. La primera, será una enumeración de las cualidades negativas que entorpecen su propia capacidad para amar al prójimo por encima de colores y diversidades. De esas cenizas y de las cenizas de la segunda lista, nacerá su ser solidario y de acción. La segunda lista contendrá sus cualidades para el trabajo en alianzas y sus compromisos para alimentar su intención de ser parte del nuevo país que todas y todos construiremos a pesar del resultado electoral.

29.10.12

LA FAMILIA, CLAVE DE UNA REFORMA SOCIAL (¿En serio?)



La familia es una institución. ¿La familia? ¿En serio? Estoy sorprendidísima con el editorial de hoy de El Nuevo Día dando un espaldarazo al programa de gobierno del PNP en temas de familia.  Parecería que a este importante medio noticioso se le quedaron en blanco todos los archivos de noticias que documentan la manera atroz en la cual dicho partido ha definido "familia" y ha impuesto al país una visión heterosexista y machista de la familia puertorriqueña. 

No sólo hemos tenido que escuchar al Presidente del Senado, Rivera Schatz, llamar retorcidas a familias criadas por parejas del mismo sexo, sino que además hay todo un catálogo de expresiones de la Secretaria de la Familia, Yanitzia Irizarry, culpando a las mujeres jefas de familia de todos los males sociales y exigiéndoles que sean "mamás gallinas".

A esto, sumémosle las alianzas abiertamente hechas con sectores religiosos fundamentalistas y la no casual exclusión de las palabras “género” y “perspectiva de género” de su plataforma.  Para el PNP, la definición de familia, y la institución que quieren fortalecer, es aquella concebida como el matrimonio entre hombre y mujer.  Eso queda claro no sólo por sus expresiones públicas de apoyo a una posible enmienda constitucional para elevar a ese rango el matrimonio heterosexual, sino por sus acciones dirigidas a entorpecer procesos de adopción de menores por parte de personas solteras, parejas no casadas legalmente o parejas del mismo sexo.

¿Más información para apoyar la premisa de que la plataforma PNP para la familia NO puede ser apoyada?  Basta con pasar revista de las veces en que los propios periodistas de El Nuevo Día y Primera Hora fueron testigos de actividades oficiales que parecía cultos religiosos y en los cuales líderes como Aníbal Heredia y la propia Wanda Rolón subieron a tarima a avivar los valores cristianos.  ¿Puede ser buena para nuestras familias una plataforma que lleva la píldora venenosa de una teocracia no verbalizada pero claramente expuesta en sus acciones de los pasados cuatro años?

La lista de agravios a las familias puertorriqueñas desde las agencias gubernamentales bajo la administración PNP es larga.  Antes de escribir este editorial, El Nuevo Día debió hacer una buena búsqueda en archivos digitales.  

26.10.12

¿Objetivo de mercadeo o seres humanas?

En muchos sentidos, las mujeres son un codiciado mercado.  Siendo concebidas como consumidoras, más que como productoras, es comprensible la forma en la que se nos estudia y se nos clasifica desde las empresas de publicidad y ventas.  ¿Cómo ofrecernos un producto? ¿Qué botones emocionales deben ser apretados para que respondamos desde los roles tradicionales de madres, cuidadoras y amas de casa?  ¿Qué otros botones apretar para que respondamos como ejecutivas, empresarias o asalariadas? Y así, sin dejar nada al azar, hasta las frases que pegan en las promociones y campañas tienen su origen en un estudio sobre nosotras.  Lo lamentable es que el fin de estas estrategias no es movernos como grupo en una dirección de reflexión o acción que nos beneficie y nos traiga bienestar, sino vendernos de todo… desde un desodorante hasta un partido político.  Van tras nuestro dinero y tras nuestro voto, que es en realidad lo mismo para quienes necesitan controlar al país desde sus esferas de poder.

Lee la columna completa en 80grados


22.10.12

Luis te necesita


Hace varias semanas recibimos en Matria una invitación sorprendente.  En el mundo surreal de la colonia todo puede pasar.  En un sobre blanco nos llegó nada más y nada menos que una invitación para asistir a una actividad de recaudación de fondos de Luis Fortuño.  Por un moderado donativo de $500pp, Proyecto Matria podría participar en una fiesta cuyos detalles no aparecen en la invitación aunque sí aparece otra información.

Augurando tener una excelente probabilidad de ganar la elección y el plebiscito, nos dicen enfáticamente que necesitan nuestra ayuda.  Lo cierto es que, en el año 2009 y a pesar de que conocíamos la agenda del gobernador, Matria puso a su disposición el modelo de desarrollo económico e incubación de microempresas desarrollado en la organización y que ha sido reconocido a nivel internacional.  Tal parece, sin embargo, que no necesitaban ese tipo de ayuda.  Necesitaban más un modelo de empresarismo hueco y basado en alabanzas cristianas que no ha generado el crecimiento económico que vaticinaron.  Hoy necesitan nuestros $500. 

Viendo la incapacidad gubernamental para atajar la violencia hacia las mujeres, Matria también hizo recomendaciones escritas y públicas al gobierno para generar acciones concretas y viables dirigidas a crear una red de protección y prevención.  Ante el fracaso de la  “Promesa de Hombre”, el aumento en violencia entre jóvenes y el alza en asesinatos de mujeres, propusimos fortalecer espacios comunitarios y dar herramientas a nuestra gente para que identifiquen a tiempo la violencia de género y sepan qué hacer antes de que una mujer pierda la vida.  ¡Ah!  Pero parece que eso tampoco lo necesitaba Luis.  Prefirieron contratar al impostor Aníbal Heredia en el Departamento de la Familia y financiar organizaciones que atienden la violencia de género desde una visión rosada que encierra a las mujeres en los mismos estereotipos que las hacen desiguales y vulnerables a la violencia.  Lo que Luis necesita son nuestros $500. 

Y así, descartando nuestras propuestas y las de otras organizaciones, no sólo nos excluyeron e invisibilizaron dentro del sistema gubernamental, sino que además nos recortaron fondos.  Imagino que porque no nos necesitaban para oprimir las mujeres pobres de la Isla y tampoco nos necesitaban para quitarnos derechos a las demás.  Lo que necesitaban y necesitan hoy, son nuestros $500 para volver a ganar.

15.10.12

¿Quién recogió a Chicky Starr?


Con la política puertorriqueña podríamos hacer un libro sobre los efectos tóxicos del machismo isleño en la mente colectiva, aderezados con escenas de la lucha libre criolla y de algunas novelas mexicanas. 

Ahora resulta que el famoso y siniestro Chicky Starr reaparece en el escenario político traído nada más y nada menos que de la mano de una mujer.  Increíblemente, este símbolo de la macharranería violenta no deja de ser noticia y parece no darse cuenta de que es noticia por lo inverosímil y chocante de sus acciones más que por ser una figura respetable.  Este abuelito (creo que está en edad de serlo, lo estoy viendo en los cuadriláteros desde que era pequeña) sí que tiene creatividad para reinventarse.

En el 2010 nos sorprendió al  anunciar su intención de ser candidato por el PNP.   “Vamos a trabajar duro para que en el 2012 haya un representante con un bate para que haga cumplir las leyes”, indicó el luchador al periódico Primera Hora en aquel entonces. Sólo que más tarde se convirtió en el eje de los ataques violentos a estudiantes universitarios en la huelga de la UPR y no sólo repartió batazos, sino que los recibió.  Los estudiantes le superaron en astucia y valor y su intervención con Capitol Security defendiendo al gobierno, la desigualdad y la opresión quedó tristemente reseñada en los medios de comunicación.

Ahora anuncia que se cambia de bando.  Ahora se va con el PPD y su candidata a la alcaldía de Bayamón.  Según él, es ahora que se da cuenta de que Fortuño ha gobernado para unos pocos.  "Yo iba a aspirar a un escaño a representante por acumulación y tenía el apoyo de la plana mayor del partido (PNP), pero he visto unas cosas, y no es secreto lo que está pasando en el país, donde Fortuño se ha dedicado a gobernar solamente para dos o tres, no para la mayoría del pueblo" le dice a El Nuevo Día

Sin embargo, la pregunta que hay que hacerse es, ¿no será que ese mismo PNP clasista y oportunista que lo utilizó como agente catalizador de la violencia en la UPR  y que dejó que todo el país lo culpara no quiere tocarlo ni con la punta de una vara porque resulta que Chicky Starr es demasiado pueblo, demasiado primitivo, demasiado calle?  No cae Chicky Starr con el blanqueamiento que necesita el PNP para parecer respetable.  Porque irónicamente, esa “respetabilidad blanca” y “de clase” es la que atrae votos de los residenciales y de otros sectores marginados por raza y clase social. 

¿Quién quiere recoger a Chicky Starr?  ¿El PPD o sólo su candidata de Bayamón?  Deben pensarlo porque con él recogen algo más que a un luchador de lucha libre y su bate pintado de violencia y machismo.  

11.10.12

La Comay "Unplugged"


Anoche Kobo Santarrosa fue desconectado de la Comay y su programa quedó, al menos momentáneamente, "unplugged". ¿"Unplugged" de qué?  De esa mítica influencia del rating sobre los principios éticos de los líderes de nuestro país.

Anoche, por fin, un partido y su candidato a la gobernación se atrevieron a decirle "No" a Kobo Santarrosa y al hacer públicas sus razones, le quitaron la máscara a su muñeca para obligar al país a mirar de frente el monstruo de la homofobia, el machismo y el mal decir del prójimo que mueve los hilos de esa marioneta.

Las opiniones de algunas personas expertas en mercadeo estuvieron divididas ante el evento.  Hubo felicitaciones, pero también críticas a la postura del PPT.  Sin embargo, esas críticas negativas se centraron principalmente en la pérdida de la oportunidad de llegar al público de Santarrosa.  Imagino que ese es el mismo análisis que habrán hecho otros candidatos y candidatas al elegir asistir a Súper Exclusivo.  Piensan en las miles de personas que sintonizan el programa y en la capacidad que tiene Santarrosa de influir en sus opiniones.

Yo hago otro tipo de análisis.  Un análisis en el cual la ética va de la mano de las acciones.  ¿Podemos reclamar que queremos un cambio en el país y seguir haciendo lo mismo que l@s demás? Ese hacer lo mismo, y no pensar en las consecuencias, nos va en contra cuando queremos abrir paso a nuevas ideas basadas en valores de equidad, respeto y justicia.

Así que tal vez no a sólo a Santarrosa hay que desconectarle el cable del sonido.  Hay que desconectárselo a tod@s l@s polític@s que echan al zafacón sus discursos para rendir sus valores al mejor postor o al rating de las masas.

Pregunto, además, ¿qué queremos del pueblo? ¿Que reflexione o que reaccione?  Yo prefiero que reflexione y que entienda que hay un mundo fuera del horario de La Comay/Santarrosa.

En política, al menos el tipo de política que queremos ver en la Isla, asumir posiciones de liderazgo implica algo más que tener un consultor de imagen y pagar pautas comerciales.  El país necesita otra cosa.  Necesita gente que haga propuestas, que sostenga sus valores desde la acción, que sea sensible a las necesidades de los grupos más vulnerables y que sobre todo, sea valiente y vertical.  Ya no estamos para cobardes que se dejan manejar como títeres y que ceden a presiones grupales.  Eso no es para personas adultas que están pidiendo al país un voto de confianza.

Quien se deja manipular por un titiritero y un rating comercial, se dejará manipular luego por el capital que lleva décadas controlando la economía y el desarrollo del país.  Igualito que Fortuño.  Igualito que su partido.  Igualito que el PPD.

Luego de saber que hubo un evento de La Comay "Unplugged", espero enterarme de que somos capaces de desconectarnos de l@s oportunistas polític@s para conectarnos con una visión amorosa, veraz y de equidad de nuestro país.


 

10.10.12

Un tiro en la cabeza




Ayer, una niña de 14 años llamada Malala recibió un tiro en la cabeza por defender la educación para las niñas en Pakistán.  ¿De dónde provino la bala?  De la furia religiosa que se ampara en dioses para adjudicarse el derecho a pensar, sentir y decidir por otros seres humanos.  En Pakistán, los Talibanes prohibieron desde el año 2009 la educación para niñas y  en ese momento, con tan sólo 11 años de edad, Malala denunció la situación a través de un blog.

La historia de Malala es la historia de muchas otras activistas a través del mundo.  De todas las edades, etnias, religiones, orientaciones e identidades sexuales, son mujeres que transgreden las normas que se nos imponen por el mero hecho de ser mujeres.  Las defensoras de los derechos humanos de las mujeres siempre están expuestas a la violencia social, religiosa y gubernamental.  A Malala le dispararon en la cabeza mientras caminaba al salir del colegio.  A otras activistas las violan, las golpean, las desaparecen, las amenazan.  Todo eso por el mero hecho de exigir equidad y de atreverse a soñar con un mundo de oportunidades, de bienestar y de seguridad para ellas y para las demás.

En Puerto Rico, no dejamos de tener nuestras Malalas.  Sólo que a veces nos pasan por el lado y no las vemos.  Niñas y mujeres que no se resignan a vivir en desigualdad, a renunciar a la felicidad y a dejarse mandar como si fueran menos seres humanas que el resto de la sociedad.  Acá también les esperan tiros en la cabeza.  Quizás no de una arma de fuego ni con la estrategia burda de un talibán.  Acá las aíslan, las desprestigian, las persiguen troles en las redes sociales y se les limitan derechos desde una maquinaria que incluye al estado y a las iglesias conservadoras.  Acá se mofan de ellas, las mandan a callar y se utiliza el sistema educativo para decirles desde pequeña cuál es su lugar.  Acá tenemos nuestros propios talibanes como Rivera Schatz, Aníbal Heredia y el propio Fortuño.

Espero que Malala supere la bala y el odio.  Espero que se levante de la cama y pueda tener una vida plena como la que ella y toda niña se merece.

Espero que en Puerto Rico nuestras niñas también tengan una vida plena y que superen las agresiones sexuales, las pocas oportunidades económicas, los embarazos tempranos y la pobreza.  Aunque yo no sólo espero.  Creo en la acción y por eso actúo.  Ojalá todas y todos, aprovechando el espacio que nos ha tocado vivir, nos decidamos a actuar, como se decidió Malala a pesar de que eso implicaba arriesgar su vida.

9.10.12

Alba-bá y los 40 ladrones



Luego de mi columna de ayer, hice introspección y me pregunté: ¿Está bien decirle estas cosas a otra mujer?  ¿Criticar a una de las pocas que han logrado llegar a un nivel más o menos reconocido en la política puertorriqueña en un país donde en el mejor de los casos sólo un 26% de las candidatas de algún partido son mujeres?  No me tardé mucho en contestarme.  ¡Claro que está bien!  ¡Si precisamente por estas mujeres que faltan a una ética de equidad y de justicia es que se nos hace tan difícil acomodar a muchas más en el mundo político y de liderazgo nacional!

Así que hoy le toca el turno a Albita.  Doña Alba Rivera se lo ha ganado.  Podríamos hablar de Alba-bá y los 40 ladrones pero eso sería ponerla en el lado menos malo de la cosa.  Realmente ella es el hermano avaro de Alí Babá y da un giro a la historia haciéndose cómplice de quienes están desplumando al país con la dejadez, la tolerancia al nepotismo y la falta de valentía para detener a los ladrones.

Doña Alba lleva ya varias semanas rodando por cuanta estación radial le da foro para atacar destempladamente a la candidata a la alcaldía de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto.  Esto, luego de que fueran compañeras en el Caucus de la Mujer y de que Yulín le apoyara con diversos proyectos de ley dirigidos a asuntos relativos a las mujeres.  Pero, ¿qué es lo que le pasa a Doña Alba en estos días?  ¿Por qué me ha llamado la atención?

Ayer me quedé boquiabierta escuchándola acusar a Yulín de que había sido ella la que le dijo a Primera Hora que Irma Garriga tenía los astronómicos contratos con suoficina reseñados en ese medio.  El periodista le preguntaba en repetidas ocasiones que cómo ella sabía que eso era así… y claro, su contestación siempre fue que “Yulín es una cobarde”.  ¿Quéeee?  Ahora, hasta quiere referir a Yulín al FEI por un contrato que no compara con el que ella le dio a Garriga. ?  No había forma de entender sus expresiones desde un pensamiento lógico… a menos… ¡que volvamos a analizar la situación desde una perspectiva de género!
 

¿Qué tiene que ver el género con esto?

Yo personalmente escuché a Da. Alba decir que ella era primero PNP y luego feminista.  Esto ya la posiciona en un estado de sumisión ante su partido.  Nos dice ella con esto, que en caso de que sus principios feministas choquen con los intereses de su partido, ella no dudará en dar la espalda a las mujeres para dejarse tragar por la maquinaria partidista.  Tristemente, con esto Da. Alba tira por la borda cualquier cosa buena que haya podido hacer en el pasado por las mujeres de este país.  En vez de cerrar su carrera política como una figura respetable, está dejando un récord ¡grabado! de una mujer que defiende a brazo partido y gritos destemplados las acciones de sus correligionarios aunque las mismas sean parte de un esquema de pillaje y nepotismo.

Como Norma Burgos, Doña Alba ha tratado de apelar a estereotipos  de género para defender lo indefendible.  Ha tratado de vendernos la idea pseudofeminista de que Garriga, como la primera dama Luz Eufemia Vela, tiene derecho a trabajar y que ¡valga!, ¡qué machista es eso de criticarlas porque lo hagan!

Lo malo de ese argumento es que Doña Alba no supo justificar las razones para dar tan jugosos contratos a Garriga.  En el camino, tiró al medio a otras primeras damas o esposas de políticos (aún de su propio partido) porque perdió todo control de lo que decía.  Olvidó, además, que el dinero público no es de ella o del partido y que no está para tirarse por ahí y pagar a alguien que no hace falta y que muy probablemente no esté cualificada para una posición que paga $100 la hora.  Ciega a toda solidaridad real, prefiere hacer el ridículo con tal de servir a su partido para atacar a otra política y se sacrifica en nombre de un candidato que no ha sido capaz de dar el frente. 

Como broche de oro, Doña Alba ayudó a fortalecer la impresión pública de que el PNP y la legislatura está llenos de ladrones y ladronas que le gritan “¡ábrete sésamo!” al erario público.  Ella, bendito, le grita “¡ábrete alpiste!” y se queda encerrada en la cueva para que le corten la cabeza.

8.10.12

El final de Norma




No.  No voy a hablar de literatura aunque a veces la política puertorriqueña supera la imaginación de cualquier escritor o escritora.  El tema de Norma Burgos es casi inevitable y aunque tenía otro tema en agenda, no me queda más remedio que hablar de ella y sus circunstancias.  Es claro que estamos ante un asunto de género, pero no por las razones que ella ha tratado de dramatizar sino por otras muy distintas.

En primer lugar, la senadora Norma Burgos se ha distinguido por el apoyo incondicional a las políticas públicas del gobierno actual y la legislatura.  Apoyar incondicionalmente esas políticas implica varias cosas.  La primera: Que no reconoce la pertinencia de un análisis con perspectiva de género en la gestión pública o política.  La segunda, que apoya las acciones gubernamentales que nos han restado derechos a las mujeres: aplaudió la decisión del Supremo que le quitó la protección de la Ley 54 a mujeres en relaciones extramaritales, votó a favor del nuevo Código Penal que trata de criminalizar el derecho al aborto y limitar la libertad de expresión, apoyó el despido de miles de mujeres jefas de familia a través de la Ley 7 y obstruyó la confirmación de las Procuradoras nominadas para la Procuraduría de las Mujeres por los grupos de mujeres. 

En segundo lugar, el estilo político de la senadora Burgos dista mucho del estilo de consenso y de trabajo amplio en el que creemos las mujeres que abogamos por una sociedad más equitativa.  Sus acciones han estado matizadas por una confrontación constante con quienes piensan distinto a ella.

Dicho eso, parece increíble que en este momento esté tratando de apelar al tema de género como un método de exposición política en un incidente confuso y lamentable.  ¿Apelar a la desigualdad de géneros alguien que no la reconocía hasta ahora?  Levanta sospechas e indignación.  Y aquí es donde sí hay que hablar de género y de equidad.

Norma Burgos ha sido víctima del discrimen de género.  Pero no en la bicicletada, sino en su partido.  Nunca se me olvida cómo la echaron a un lado en las elecciones del año 2004 a pesar de que fue la candidata al Senado con el mayor número de votos.  Le entregaron al presidencia del Senado a otro candidato mediocre y sin carisma: Kenneth McClintock.  Ella se calló y acató.  No pudo o no supo validar su poder político ante un partido que era, y sigue siendo, dominado por una visión machista. 

Ahora, de cara a las elecciones del 2012, se dejó empaquetar con una candidatura que no tenía posibilidad de ganar.  ¿Por qué la aceptó?  Parece evidente que luego de mirar el porvenir que le esperaba en el PNP esa le pareció su mejor alternativa.  ¿Pero es eso verdad?  ¿O estaremos ante otro de esos casos en los que las mujeres son buenas como alfombra para los partidos en su camino al poder pero no para caminar por sí mismas esa ruta?  Eso es lo que debería consternar a Norma.  No la caída ni la increíble historia que ha tramado en torno al alcalde y que ha sido desmentida por los testigos de incidente.

La verdadera caída de Norma no fue de la bicicleta.  Norma se cayó del partido y de la vida política.  Sabe que en su partido habían escrito hace años el capítulo de cierre de “el final de Norma” como quieren escribir el de toda mujer que se atreva a retar el poder y que cometa el error letal de tratar de hacerlo con las armas que los hombres se inventaron y dominan desde hace siglos.

7.10.12

Del tingo al tango


No sé cuántas personas dan tantas vueltas como yo.  No sólo están las vueltas de la semana (trabajo, colegio, prácticas de deporte, reuniones y compromisos extras por el trabajo político y literario) sino las vueltas del fin de semana… esas que están relacionadas con cosas algo más extraordinarias.  Son extraordinarias no porque sean parte de una aventura con la capacidad de sorprendernos y hacernos soñar, sino porque son cargas adicionales imposibles de asumir en medio de la semana… hacer compra, limpiar la casa, lavar ropa… También el tema familiar.  Queremos bebernos el fin de semana como una piña colada entre obligaciones y amores.  Todo como una carrera en la cual el cerebro se nos puede congelar por el apuro de sorber la vida como si estuviéramos trabajando con checklist de cosas por hacer.

Ante todo esto, hay que hacer pausas genuinas para pensar.  Pensar de verdad y no desde los análisis de Facebook y twitter que nos abarrotan los celulares y computadoras.  También hay que escuchar el yo interno y evaluar si tenemos el tiempo que necesitamos para centrarnos antes de opinar y empujar ideas o partidos.

Esta semana, las compañeras de Matria y la Ruta de las Mujeres tenemos tarea.  Nos corresponde completar el análisis de las plataformas de los partidos políticos para presentarlos ante el país el 17 de octubre en nuestra Asamblea Anual.  Analizaremos desde nosotras y nuestra perspectiva de género lo que los partidos dicen en sus plataformas y también lo que han dicho con sus acciones.  Si sólo miráramos las plataformas y sus promesas, estaríamos siendo ingenuas… pero de igual manera, desde ahora les estamos invitando a mirar las plataformas por sí mismas para que puedan conversar con nosotras en el proceso de estas semanas. 

Yo miraré todo como Amárilis Pagán, también como Matria, también como feminista, como activista de derechos humanos y como mujer interesada en el desarrollo económico comunitario.  ¿Cómo lo mirarán ustedes? Déjennos saber y enriquezcan la mirada colectiva.

¿Preguntas guías?  Algunas para provocar: ¿Qué derechos humanos se garantizan desde esas plataformas y para quiénes? ¿Cuáles son las comunidades más vulnerables en nuestra Isla y cómo las ven los partidos?  ¿Las ven como débiles y mantenidas o las ven como gente que puede apoderarse de los procesos y ser parte fundamental de nuestra democracia?  ¿A quién favorecen las acciones que proponen y a quiénes han favorecido antes?  Eso sólo para empezar.

5.10.12

Soccer mom


Soccer mom
5 de oct 2012

"¡Bonito! ¡Bonito!", grita una adolescente en una esquina de las gradas mientras (presumo yo) su hermano y sus amigos corren por el campo de fútbol.  Es casi una niña y parece haber aceptado muy bien su rol como "cheerleader" a la orilla del parque, en las sombras.  Su energía es desbordante.  Otras personas del parque gritan también, pero no con tanta pasión.  Algo que agradezco en vista de las estupideces que dicen y en las que intuyo un alto grado de doble sentido: "¡aprieta, aprieta!", "¡haz como Lorena Bobbit, acosa, acosa!" y cosas por el estilo.

Este es el cierre de semana de una madre que le tiene terror a convertirse en una "soccer mom" y que ha terminado vencida por las circunstancias.  ¿Qué circunstancias? Buena pregunta.  Las circunstancias que rodean la vida mía y de miles de mujeres de clase trabajadora que además de trabajar sus jornadas, tienen a su cargo adolescentes que quieren y necesitan ejercitarse.  Algunas estamos en parques de fútbol, otras en campos de pelota o en canchas de baloncesto. Los parques nos indican algo más que el gusto de los jóvenes deportistas.  Nos dan pistas de su nivel socioeconómico* y de cuánto cansancio traen sobre sus espaldas las madres y padres que gritan en las gradas.

El sexismo es tema aparte.  Se va cocinando desde aquí.  Se espera que nuestros niños sean duros, sean agresivos, sean guerreros.  De las niñas se esperan otras cosas y algunas se mueven entre un deseo genuino de jugar bien y el empeño de jugar como los varones.  Varones que son un referente clave toda vez que existe una presunción tácita de que los legítimos ocupantes de los parques son ellos y que las niñas son unas advenedizas.

Precisamente esa misma dinámica la vivimos en el gran campo de la política.  Se presume que la política es el campo natural de los hombres y así, vemos las campañas construidas desde la idea de que son agresivos, duros, líderes y gobernantes naturales.  Las mujeres seguimos siendo unas advenedizas.  Pero si de algo estoy convencida es de que si imitamos el estilo de los hombres, estaremos perdidas.  Eso ha quedado demostrado con algunos desastres políticos que todavía tendremos que pagar como grupo por un buen tiempo. Las jennifers, albas, evelynes y migdalias son un ejemplo.  Cada una con su estilo, sólo logró apoyar una maquinaria política que va en su contra.

La buena noticia es que cuando las mujes deciden echar a un lado los pensamientos limitantes, y son los suficientemente tercas, pueden cambiar las reglas de juego en vez de resignarse a usar las de los otros.  Pero no sólo las mujeres como grupo pueden hacer esto.  También las comunidades y los grupos que por años han tratado de convencer a quienes gobiernan para que hagan lo correcto y no lo de siempre.  Ya es hora de dejar el empeño de convencerlos y de meternos al campo de juego para sustituirlos con nuestras propias reglas y desde una ética del amor y del respeto a la gente de nuestro país.

Y aquí, divagando entre los gritos y la muchachería que corre por el parque, remiro el rol de "cheerleaders" de algunas mujeres en la política y sueño con ver germinar las semillas que estamos sembrando este año con la valentía de las compañeras que se atrevieron a entrar al campo de juego y que lo han hecho con sus propias reglas.


* Mientras el fútbol te cuesta cerca de unos $400 en matrícula, zapatos y uniformes por semestre, otros deportes pueden ser mucho más económicos, y por lo tanto, accesibles a los niños y niñas de clase trabajadora o de grupos de bajos ingresos.  Es increíble el esfuerzo económico que debemos hacer algunas personas cuando a nuestros críos se les ocurre decir que quieren jugar "soccer".

De regreso luego de una escapada frustrada

Sip.  He intentado escapar del blog a pesar de que había prometido escribir todos los días hasta las elecciones.  Vivir fuera del mundo virtual es a veces un reto que nos hace poner a un lado la computadora y las redes aceptando que, en definitiva, vivir en una pantalla de computadora y hablarle al mundo desde ella no siempre es el mejor método de lucha social.

Así que, en busca del poder de las palabras que se viven, he estado más dedicada a hacer que a decir...

Ya es hora, sin embargo, de meter energía a ambos mundos en una recta final hasta las elecciones de noviembre.  No hay escapatoria.  Retomo el blog esperando que lo que diga en él sirva de algo para alguien...   Más tarde en el día haré mi entrada formal de hoy... Mientras, les invito a visitar mi blog de literatura (ese sí que ha estado en abandono total) porque lo voy a alimentar con poesías recientes...  Diosas en fuga, ese es su nombre...

Matria: Una bitácora del trabajo por la paz en tiempos de desastre

A una semana del Día Internacional de No Más Violencia Hacia las Mujeres, hablemos de la paz que se construye con solidaridad como an...